There is a color for any purpose

There is a color for any purpose

Margrethe Odgaard, diseñadora danesa con experiencia en la teoría del color y sus patrones, utiliza el color como herramienta para crear diseños emocionales. Odgaard se hace estas preguntas para lograr su objetivo: ¿Cuál es tu intención con el color? ¿Qué efecto emocional y perceptivo quieres evocar?

Existe un color para cualquier propósito. Para utilizar el color de manera efectiva, es necesario que identifiques qué efecto emocional y perceptivo quieres evocar y en qué contexto vivirás y trabajarás. Es importante tener una visión y dirección definidas para que puedas partir desde ahí.

El grupo Memphis, una comunidad de diseñadores de la década de 1980 que se destacó por sus diseños coloridos y atrevidos, ha influenciado el trabajo de Odgaard. De este grupo, destacan dos diseñadores que han puesto mayor foco en el uso del color como elemento del diseño: Natalie Du Pasquier y George Sowden. Du Pasquier, conocida por sus diseños gráficos y patrones geométricos, ha trabajado para WrongShop y Mutina, entre otros; mientras que Sowden es famoso por su uso del color en objetos cotidianos, como la serie de objetos que ha desarrollado para HAY.

La influencia de Memphis sobre Odgaard podemos verla reflejada en su trabajo para Montana, donde cualquier combinación de sus piezas de mobiliario podría pertenecer a una pieza de Du Pasquier.

El color puede influir en nuestro estado de ánimo y en cómo percibimos el entorno que nos rodea. Por eso, el trabajo de estos diseñadores con la teoría del color y sus aplicaciones puede ser fundamental para la creación de espacios atractivos y funcionales.